Subscribe:

3.19.2013

Nos vamos para Japón, estoy sentimental y miles de demonios

Empecemos por el principio: Nos vamos para Japón! Si, Japón, la isla de los japonesitos raros. Yay! n_n Podría escribir como mil entradas explicando por que carajos, de todo el inmenso abanico de posibilidades, escogimos esta. Pero lo dejare para el post de cuando regresemos, porque seguramente tendré un millón de cosas que contarles sobre esta experiencia única. Lo único que puedo decirles por ahora es que yo consigo todo lo que me propongo, y estoy segura de que ustedes también pueden, todos podemos. Es cuestión de organizarnos y actuar. Si, actuar, porque planear sin actuar nos deja exactamente en el mismo lugar. Este era un sueño muy grande para mi, ustedes más que nadie lo saben. Los que me han leído por años se darán cuenta de que me encanta esta cultura, tiene algo mágico que me ha atraído desde que estaba pequeña, me siento identificada con muchas de sus ideas locas, con muchas de sus ideas de espiritualidad, originalidad, tradición, con muchas de sus locuras, en fin. Y esto ha sido un gran logro en mi vida personal del cual me siento totalmente orgullosa. No fue fácil, porque si lo hubiera sido, no hubiera valido tanto la pena (porque se que lo hará) ni sería tan gratificante (como ya lo es) Rodéense de gente que les aporte, con la que compartan los mismos ideales, la misma buena vibra y verán como pueden alcanzar las estrellas si así lo quieren. No les digo más nada por ahora porque les alargo la entrada y como ya no leen, se me aburren.

Segundo, estoy sentimental. ¡Qué sorpresa! Yo ni siquiera se sí esto es relevante. Simplemente quise escribirlo porque así me tranquilizo ya saben, esta es mi forma de hacer catarsis. No se sí será la luna, la emoción del viaje, la pensadera (como le llaman algunos), la idea de querer nuevas cosas en la vida y compartirlas con alguien más. Los años de trabajo en el mismo lugar, las circunstancias, los comentarios, los nuevos retos. En fin, ando sentimental, quizás en serio sólo sea la luna. Lo importante es que sentimental o no, estoy feliz. Punto.

Uno de los demonios que llevo adentro me ha hecho escribir estas cosas en la aplicación de Blooger de mi iPad (si, les presumo que tengo uno). Últimamente lo que hago es escribir en la aplicación de notas que se quedan en este aparatucho sólo para mi. Lo bueno es que al menos sigo escribiendo, lo malo es que no le he dado continuidad a mi blog. Pero como dije en mi entrada pasada, al menos ya me di cuenta de eso, y por eso hoy exorcizo un demonio escribiendo aquí. Vamos a ver que más resulta de todo este tiempo de felicidad y reflexión. Quizás los momentos de reflexión puedan servir para alimentar este espacio. Tal vez no. Ya veremos.

Los dejo, nos leemos pronto, quizás me anime desde Japón! Deséenme éxitos :)





2 Rulean el Universo:

Fabian David Gil Rueda dijo...

Y has pensado que pensaran de nosotros en Japón, pon ,pon? .

Que envidia Maya, mucha envidia, me dan ganas de visualizar un objetivo un viaje en Japón, aunque primero quiero conocer todo Colombia y América, y Europa y viajar mucho y etc.

Trae muchos recuerdos, muchas anécdotas y muchos regalos para tus lectores del blog!.

Deily Acevedo dijo...

Uyyyy!!! FELICITACIONES! Es verdad, cuando uno se propone algo y hace todo lo posible por cumplirlo, deja de ser un sueño para convertirse en realidad!.

De verdad, te felicito por este logro y espero que lo disfrutes muchísimo! Mucho éxitos en el viaje, y comparte con nosotros esos recuerdos y anécdotas que seguramente encontraremos interesantes. =)