Subscribe:

1.23.2007

Detalles

Noto que voy tarde para mi cita con ella, me coloco los zapatos, me arreglo un poco porque jamás saldré sin maquillar de mi casa así vaya super tarde y me toque pagar un taxi, arreglo mi bolso y llamo a su casa: No está, salió hace 5 minutos, me dice su hermano. Me altero un poco porque quedamos en una cosa y ella claramente ha hecho otra, asumo que es porque sigue enojada sin razón, así que me dispongo a salir de mi casa y tomar el bus en la esquina. A media cuadra veo el bus azul alejarse, maldita ley de Murphy, susurro para mí. No me queda más remedio que esperar el siguiente en esa esquina sola al lado del árbol que desde que recuerdo ha permanecido ahí, y que fue testigo de unos besos prohibidos que casi ya no recuerda mi mente.

Gracias a Dios el otro bus no demora en pasar, me subo y le pago al Sr. con un billete de 2000 pesos, me dice que no tiene para el vuelto y yo miro la cosita donde ponen los billetes y las monedas que recolectan de los pasajes, tiene varias monedas de 100 pesos pero supongo que no quiere quedarse sin menudo, así que decido sentarme adelante para que no se olvide que tiene mi vuelto. Me gusta sentarme del lado de la ventana, así puedo mirar a la gente que pasa caminando en los andenes e imaginar sus historias.

Me causó curiosidad que ninguna persona se subía al bus, así que el Sr. no podía entregarme lo restante que le di del pasaje, no era la gran cosa, así que no me preocupé, de todos modos, tenía algo de excedente en mi cartera. No pasaron ni 5 minutos cuando se subió un Sr. y pagó con monedas, de inmediato me devolvieron mi dinero y pensé que ese chofer era de los honrados; a diferencia de algunos que esperan que se te olvide que tienen tu vuelto cuando tu te empeñas en pagar 1500 pesos con un billete de 20000 pesos.

Después de eso, me pude concentrar en lo de afuera: Una señora paseando a un perro con una cadena amarilla, la sra. de mediana edad, quizás el perro le hacía compañía mientras su hija y sus nietos estaban fuera. Un sr. que caminaba con unos neumáticos para bicicleta, supongo que la bicicleta que usa habitualmente para desplazarse se pinchó y no tuvo más remedio que cambiar los neumáticos. Una señora que camina de afán, vestida toda de roja con una carpeta verde, me hizo alusión a un arbol de navidad y me sonreí. A escasas cuadras iba una ejecutiva toda vestida de negro con gafas para sol y una carpeta amarilla, supongo que salía de su trabajo y se dirigía a su casa a descansar. Cuando me percaté de por donde iba, saqué mi celular y le timbré, me contestó, y a los pocos segundos se subió al bus.

Me quedé sin minutos para enviar mensajes, pensé. Pero por lo menos nos encontramos en el bus. Pensé en comprar una tarjeta para recargarlo, pero a decir verdad necesito ese dinero para otras cosas, quizás la otra semana compre una. Quizás no. Empiezo a odiar la forma en que intento administrar mi dinero, porque cuando armo un plan termino irremediablemente gastando más de lo presupuestado. Todo sea para que ella deje de pensar tonterías. Todo sea para distraerme y salir de mi casa.

Y allí estaba ella, molesta, indignada y con esa carita de orgullo recién inventado. Lo admito, no puedo enojarme por mucho tiempo con ella, es mi mejor amiga. Hablamos de todo un poco, evitando tocar el tema que se que la irrita. Opté por molestarla y hacer mi papel de payasa, o simplemente de niña feliz, que a decir verdad, hoy me salió muy bien; no era que no lo estuviera, si lo estaba, pero últimamente me provoca como en vez de caminar, saltar y dar vueltas como idiota diciéndole a todo el mundo que lo quiero mucho. No, no estoy en las drogas, ojalá fuera eso, ojalá.

Nos encontramos con su mamá y su hermana y nos fuimos a cine. Y me olvidé de las personas de afuera, de los perros con cadenas amarillas, de las señora vestida de rojo, de los neumáticos para bicicleta, pero había algo de lo que no podìa olvidarme, por eso miraba mi celular constantemente pensando encontrar una llamada perdida o un mensaje... Ninguno... Cero... Y pensé una vez más en que debería dejar la paranoia y el delirio de persecusión. No había nadie siguiendome, ni nadie esperando asustarme con un gran hola en mi oido. No, no, no... La última vez fue hace años atrás, cuando el quería pedirme que fuera su novia, y me persiguió en un bus. No, no no, y entonces recordé que ese era mi momento de dejar de lado las cosas que me atormentan, o que dan vueltas en mi cabeza y concentrarme en la persona que tenía al lado. Y vaya que sirvió.

Pero ahí estaba otra vez, pendiente del celular, y de las personas que me pasaban por al lado, y me di cuenta que mis determinaciones valen wevo, y lo peor es que no me importa, y que si sigo esperando que me caigan flores del cielo y empiece a sonar música de Belanova, debo dejar de esperar...

Blehhhhhhhhhhhh

Estoy jodida, y lo que necesito es un empleo ya, a ver si dejo de pensar en tantas pendejadas que no hacen más que complicarme la existencia.

4 Rulean el Universo:

Lucas dijo...

Me encantó el post de hoy... en cierta forma lograste expresar como te sentías. Al menos yo lo sentí.
Así que te fuiste a cine y no me aceptaste la invitación a mi eh? que te viste?
Deja vu vale la pena... really.
Me gustó mucho el post.
Cuando pagarás tus deudas?
Tengo que hacerte una pregunta, pero mejor espero a verte online.

Maya dijo...

Waaaa caramba, cuando pagaré mis deudas... Excelente pregunta, aunque me aterra porque tengo varias pendientes y la verdad me dan como miedo, pero weno, pregunta lo que quieras, cuando quieras y a la hora que quieras, y me vi las cartas del gordo, no es excelente pero es entretenida :P
Deudas... brrrr

MIGU dijo...

Me fascino el post........super deli de leer, estaba yo sumergida en la historia........No te preocupes, creo yo tambien necesitar un trabajo porque sino se sienta uno y en cinco minutos destruye y construye el mundo...Hay que ver!!!!!

lavacamariposa dijo...

muy bonito
sabes me pasa algo parecido..con el celu..tanto que a veces lo quiero tirar por la ventana..o lo dejo en casa olvidado aproposito pero al volver corro a el..como con la ilusion de encontrar un mensaje suyo..nada..que ilusa..jeje un abrazo.