Subscribe:

7.26.2010

Dreamcatcher

Y en la soledad de mi habitación un 26 de Julio vuelvo a ser yo. Vuelvo a reir, a soñar, a cantar, a escribir. Las palabras vuelven a fluir a través de mis dedos y el impulso inquebrantable de transmitir sentimientos me inunda, me llena, me atrapa hasta que ya no puedo aguantar. Me siento frente a mi amigo silencioso, frente a mi cómplice de noches eternas, frente a mi herramienta de ilusiones y desencantos, y a pesar de que sé que es un objeto inerte sin vida y sin anhelos, sé que el también está feliz de sentirme acariciarlo tiernamente, de que volvamos a ser uno sólo, él y yo, y las letras que ambos compartimos.

Un poco de ambiente, música apropiada para dejar volar la imaginación, ganas de llorar, pero esta vez de felicidad porque al mirar atrás definitivamente debo sentirme agradecida porque a pesar de todo, jamás he dejado de ser quien soy; quien realmente soy y definitivamente el yo de hoy es absoluta e inconmesurablemente mas feliz.

Pensamientos que dan vueltas en mi cabeza sobre mil historias para contar, historias de fantasía, historias de verdad, historias que pienso volver a plasmar... Cierro los ojos y siento como de repente la fuerza de antes me invade, la única fuerza que me hizo seguir con vida, la única fuerza que extrañaba que volviera, la única fuerza que jamás quiero dejar atrás. Abro los ojos y empiezo a escribir estas palabras, sonrío cuando termino de leerlo y darle la aprobaciòn final y al colocar este último punto se de verdad que aunque a veces lo parezca, este no es el final...

1 Rulean el Universo:

Albert dijo...

Bienvenida otra vez al mundo 2.0, flaca hermosa. Lo que no te permito es referirte a los computadores como objetos sin vida, porque eso puede ser verdad en un mundo racional y lógico, pero no en el mundo cyber-romántico en el que los frikis, bloggeros y/o twitteros (serios) viven.

Me encantó tu uso del adverbio "inconmensurablemente". Una, dos, tres... ocho sílabas :P ¿Con quién estás andando?