Subscribe:

8.31.2010

Mi segundo hogar


Llegué aquí por obra del espíritu santo, diría la señora de la casa seguramente si yo le preguntara. Ella recientemente había decidio alquilar el cuarto de su hija mayor, quien se habia marchado de la casa para Bogotá a estudiar y casarse; y yo habia tenido que abandonar forzosamente aquella otra casa donde me sentía cómoda, serena, feliz y acompañada. Ella ofrecía, yo necesitaba. No era un cuarto del otro mundo, pero recuerdo como si hubiera sido ayer que lo que más me gustó del cuarto era el closet, grande y espacioso y a pesar de no estar muy segura de quererlo, la zona en la que se encuentra esta casa y la nostalgia de haber dejado la casa de mis sueños justo una cuadra atrás, me hizo decirdirme y bueno, aquí estoy.

Sin mentir les diré que al principio, como todo, acostumbrarme fue un poco dificil, en especial porque al poco tiempo de estar recién mudada, empecé a notar que esta familia tiene sus inclinaciones bastante marcadas hacia la religión católica y hago énfasis en bastante. No sólo eso, convivir con un adolescente y un niño escandaloso es otro lío. A eso súmenle el nuevo miembro de la familia: Sakura Chelsy Chandi Preciosita, una cachorrita de la cuál desconozco su raza pero que es una ternurita. Le encanta voltear la papelera del baño, orinarse en todas partes, regar su comida por los pasillos de la casa y morderme los pies, los zapatos, las medias, las chancletas y todo a su paso.

Por si fuera poco, de vez en cuando y de cuando en vez se presenta un grupo de señoras de la tercera edad que se quedan hasta las 10 de la noche pasadas echando incienso, rezando en lenguas, y zarandeando una mata de laurel por toda la casa, cual yerbatero de Juanes. Lo más terrible no es que hagan eso, lo más terrible es que me toquen en el cuarto y empiecen a zarandearme las matas de laurel a mi. Y si ya estaban pensando que era el colmo, lo más cool que ha pasado desde que estoy aquí es haber escuchado al niño de la casa, que tiene unos 13 años, decirle a su mamá una mañana: "Mami! Anoche entró un viento frío por la ventana! Yo me di cuenta que era San Gabriel! Mami! San Gabriel se me metió por la ventana y me habló!"

Pero a pesar de las cosas anormales que he vivido, de verdad siento que hago parte de una familia donde se preocupan por mi, me cuidan y me respetan. No tengo nada en contra de San Gabriel, Sakura, las canciones de la iglesia a todo volumen todos los días a toda hora, el escándalo del niño y los encuentros paranormales del adolescente. No tengo nada en contra de compartir este espacio con esas personas, al contrario, a pesar de sentirme sola a ratos, agradezco a la Providencia haberme puesto aquí, porque muy seguramente, por algún motivo u otro, aquí es donde ahora debo estar.

Lo único es que antes de acostarme a dormir le pongo seguro a la puerta y sobre el cabecero de la cama tengo un rosario bendecito por un Padre. Digo, por si acaso, uno nunca se imagina :)

6 Rulean el Universo:

:: Theraq :: dijo...

Vaya.. y yo que me quejo de los fantasmas que me rondan.

Just Me dijo...

Mayita...tu si tienes aventuras donde vives!!!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Soy yo tu #bloggersecreto :D

Maya dijo...

Jejejeje y la pista esta indecifrable pero me encanto la cancion!!!! :) Gracias!!

Albert dijo...

Lo que mas me gusta de la foto es el cameo casi imperceptible de Peque el Petete.

Y me reí en voz alta con lo de San Gabriel XD Menos mal fue San Gabriel el que se le metió por la ventana y no Juan Gabriel >_>

Yumi dijo...

umm debo decirlo VIVES EN LA CASA DE FLANDERS !!!! XD